El golpe de calor en perros

Section separator

El golpe de calor es una condición médica de urgencia en nuestras mascotas domésticas. Sobreviene cuando su temperatura corporal sube bruscamente debido a un exceso de calor (por encima de 41°C, normalmente).

Nuestras mascotas domésticas, el perro y el gato, tienen pocas glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, es decir, pueden sudar poco, por lo que no tienen la misma capacidad que los humanos para regular la temperatura corporal en ambientes muy cálidos. Dado que “no sudan”, eliminan el calor jadeando (perros) o lamiendo su pelo (gatos). Los gatos solamente jadean con calor muy severo. El golpe de calor ocurre cuando la temperatura del cuerpo aumenta mucho y los mecanismos compensadores mencionados que tiene el animal para que pueda bajar la temperatura (perder calor) no son suficientes para lograrlo. Se considera un problema grave que puede ocasionar incluso la muerte del animal por fallo generalizado de los diferentes órganos y sistemas corporales.

golpe de calor

Esta condición suele presentarse en mayor medida durante la época veraniega, cuando el calor es mucho más intenso. De todos, el más conocido, quizás, es el que tiene lugar cuando las mascotas se mantienen en los coches al sol, pero también cuando se sitúan en jaulas de exterior con suelos de cemento y/o techados plásticos o sin sombra, o bien, en habitaciones muy pequeñas sin suficiente ventilación, privación de agua, contacto demasiado prolongado con secadores de pelo, por ejemplo. Sin embargo, un ejercicio excesivo, una exposición prolongada a fuentes de calor, confinamiento con escasa ventilación, etc., puede ocasionar un golpe de calor en cualquier momento.

Una vez que comienza a elevarse la temperatura corporal, los mecanismos de pérdida de calor comienzan a funcionar: vasodilatación periférica, búsqueda de ambientes más frescos, etc. Como las condiciones suelen mantenerse, la temperatura sigue subiendo, lo que conlleva a una excesiva vasodilatación y una marcada hipotensión, existe congestión pasiva, disminuye la llegada de sangre a los diferentes órganos y, por tanto, su nutrición y al animal le falta el aire. Pasados los 41-41,5°C pueden alterarse las membranas de las células, se altera el funcionamiento de algunas enzimas y existe un daño directo en los tejidos al producirse desnaturalización de las proteínas.

¿Como sé que mi mascota está sufriendo un golpe de calor?

Los signos que los propietarios van a percibir con más frecuencia son la agitación, el aumento de la frecuencia respiratoria, el colapso del animal, convulsiones, hemorragias y diarrea. Clínicamente, el animal tiene el pulso débil, severa taquipnea, shock, depresión, agitación y normalmente, aunque no en todos los casos, una hipertermia sobre los 41°C.

Es importante conocer los síntomas para acudir rápidamente al veterinario:
- Animal muy caliente, decaído, sin fuerzas y reacio a moverse
- Temblores musculares, tambaleo (puede llegar a caerse y sufrir convulsiones)
- Cianosis (coloración azulada de la piel y las mucosas por mala oxigenación de la sangre)
- Respiración rápida y/o laboriosa
- Aumento de la frecuencia cardíaca
- Salivación excesiva

Las consecuencias del golpe de calor pueden llegar a ser fatales:
- Pérdida corporal de azúcares y sales minerales
- Hemorragia gastrointestinal
- Insuficiencia hepática y renal
- Edema cerebral
- Fallo multiorgánico
- La muerte en pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas debido a depresión y parada respiratoria

¿Cuáles son las causas más frecuentes?

El golpe de calor se produce principalmente por tres causas:

Dejar al perro o gato en el coche parado o en cualquier habitáculo muy caliente. La temperatura sube en el coche de forma muy rápida, incluso con las ventanillas bajadas.

Parálisis laríngea en perros mayores. A medida que envejecen, algunos perros, fundamentalmente de razas grandes, sufren una pérdida de la capacidad de la laringe para abrirse y cerrarse cómo lo hacía. El resultado es que de manera progresiva el perro deja de eliminar calor. Si tu perro ha cambiado el tono del ladrido, ronca más o de modo diferente mientras duerme, jadea en exceso, incluso cuando no hace demasiado calor fuera, tose / carraspea después de comer... llévalo al veterinario para que te diga si sufre parálisis laríngea progresiva. La cirugía mejora enormemente este problema.

Perros braquicéfalos. El bulldog, carlino o boxer tienen narices muy pequeñas, paladares blandos muy largos (tapan la entrada de la tráquea) y tráqueas muy estrechas, lo que dificulta el jadeo y la eliminación del calor en ambientes cálidos. Estos perros deben salir a hacer ejercicio a primera o a última hora del día. Durante el día deben mantenerse en ambiente fresco. Si el problema es serio, consulta con tu veterinario. Hay cirugías correctoras que les cambian la vida.

golpe de calor en perros tratamiento médico

¿Qué debo hacer?

Si el animal está sufriendo un golpe de calor, debes acudir INMEDIATAMENTE al veterinario. Mientras tanto se pueden aplicar paños humedecidos, en agua no muy fría, en cabeza, cuello, inglés y axilas para ir enfriando al animal o bien pulverizarlo con agua. Nunca debemos sumergirlo ni rociarlo con agua muy fría pues el enfriamiento debe ser gradual. Se le puede humedecer la boca sin forzarlo a beber y sin dejar que beban exceso. Cuando el animal alcance una temperatura de unos 39.5°C, dejaremos de enfriarlo, ya que el sistema de termorregulación se encuentra afectado y, de bajar en exceso la temperatura, podríamos provocar una hipotermia.

Aunque este tipo de acciones las acometa el propietario y parezcan surtir efecto, incluso con aparente recuperación del animal, SIEMPRE DEBERÍA VISITARSE AL VETERINARIO, que puede comprobar y tratar las complicaciones que suelen aparecer y que, en muchas ocasiones, no tienen significación clínica a corto plazo. Puede ser necesaria la fluidoterapia intravenosa, oxigenación, diuresis, antibioterapia… para evitar posibles secuelas. El golpe de calor es una urgencia en toda regla.

El golpe de calor se puede intentar evitar con unas sencillas reglas


- El animal debe tener siempre disponible agua limpia y fresca
- Nunca dejes a tu mascota en espacios pequeños y sin ventilación
- Nunca dejes a tu mascota en el exterior sin zonas de sombra
- Evita los paseos largos y el ejercicio en las horas de más calor
- En caso de viajar con nuestras mascotas, conviene realizar paradas en el camino, buscar un lugar a la sombra para descansar, para pasear a los animales y ofrecerles agua
- NUNCA LO DEJES EN EL INTERIOR DE UN VEHÍCULO APARCADO, NI SIQUIERA A LA SOMBRA

golpe de calor en perros tratamiento médico